Formación como prerrequisito de la Innovación y el Cambio Educativo

Una verdadera renovación-innovación no puede existir al margen de una formación seria y de calidad.

No existe el modelo ideal de enseñanza, ni una forma mejor o peor que otra, sino que cada situación es diferente y es la observación de nuestra realidad concreta la que nos llevará a utilizar unas técnicas u otras, combinar varias metodologías, una organización diferente del aula, la revisión de los contenidos, la manera de trabajar,etc.

Con contenidos reveladores  y una metodología eminentemente práctica que atienden directamente las necesidades surgidas en claustros, tutorías y aulas, así como en el acompañamiento al profesorado, formamos a docentes y equipos directivos en elementos importantes, tales como:

  • Estrategias para una comunicación efectiva

Un modelo de liderazgo centrado en las personas requiere de una acogida y de un acompañamiento institucional, en definitiva trabajar con personas para mejorar personas. Las herramientas de Coaching Escolar que proponemos permiten entrar en la caja negra del inconsciente y ser capaces de descubrir aquellos filtros que nos limitan, identificar el mensaje mediante el análisis del lenguaje no verbal y aprender nociones claves para realizar una entrevista poderosa.

  • Neuropsicología aplicada a la educación

El ritmo de vida acelerado, la aparición de internet y la baja tolerancia a la frustración de los alumnos sugieren una transformación del método que traspasa la barrera de los contenidos a los aprendizajes para la vida. Conocer cómo funciona el cerebro de los alumnos y aplicar ese conocimiento a la mejora del aprendizaje permite obtener mejores resultados en el aprendizaje, en la conducta y en la motivación. Se trata de enseñar menos y aprender más.

  • Equipos comprometidos: Resolución de Conflictos Claustro/Aula.

Las organizaciones que aprenden son aquéllas que son capaces de mirar sus limitaciones y sacarlas a la luz para corregirlas. Educar al Claustro permite que la tarea de liderar, dirigir, motivar, realizar y alcanzar metas sea más fluida y eficaz en un marco de comunicación efectiva y respeto donde se puedan mirar las situaciones de desacuerdo desde los intereses ocultos de cada persona, que no siempre están alineados con los de la Compañía. Esta metodología incluye técnicas para la mejora de las situaciones de desacuerdo, el bullying y de los problemas de disciplina en el aula.

 

  “Me lo explicaron y lo olvidé, lo vi y lo entendí, lo hice y lo aprendí”. Confucio.

 

 

Contacta