Alto Dominio Personal, ¿tienes esta cualidad?

Hace ya algunos años, Peter Senge, en su libro “La Quinta Disciplina” estableció la bases del pensamiento sistémico organizacional.

Muchos de los grandes gurús de los negocios poseen la capacidad para ver el bosque además de los arboles, para entender las estructuras que subyacen a los hechos aislados dentro del ámbito de los sistemas organizacionales, es decir, son expertos en Pensamiento Sistémico.

La características comunes a las personas con un alto dominio personal son:

a) Poseen una clara, definida y concisa visión personal o lo que es lo mismo una capacidad para concentrarse en metas intrínsecas relevantes, no sólo en metas secundarias. También se denomina “interés genuino”. Quién lo posee está rebosante de energía y entusiasmo, persevera, aun ante frustraciones y contratiempos laborales porque es su trabajo, su responsabilidad como ser humano. La visión es intrínseca, no relativa. La elegimos por su valor intrínseco, no por su posición en relación con otras cosas. El dominio personal es una disciplina, es un proceso de focalizarse continuamente, en lo que uno desea de veras, en nuestras visiones.

“Cuando hay constancia, ni si quiera el espesor de un caballo se interpone entre la visión de un hombre y su acción”.

Robert Fritz decía: “No importa lo que la visión es sino lo que la visión logra”

b) Son capaces de mantener la Tensión Creativa. La tensión Creativa es la brecha entre la visión y la realidad y es una fuente de energía. Es una banda elástica y hay dos formas de resolverla: impulsar la realidad hacia la visión o impulsar la visión hacia la realidad. Mal entendida sugiere angustia o estrés. Las emociones negativas que genera la tensión creativa, es lo que denominamos tensión emocional. Es fácil escapar a la tensión emocional, el único precio que pagamos es el abandono de lo que realmente deseamos, nuestra visión. Suele haber también tensión emocional cuando la visión no es clara.

Tenemos dos formas de reaccionar a la Tensión emocional:

  • Solución sistemática: reducir la visión y acomodarla a la realidad actual. Lo que provoca la erosión de las metas personales, pues gradualmente abandonamos nuestros sueños sobre las relaciones que deseamos tener, el trabajo que deseamos hacer, el tipo de mundo donde deseamos vivir. …
  • Solución Fundamental: realizar actos para que la realidad concuerde con la visión. Pero cambiar la realidad lleva tiempo. Esto genera frustración y más la tensión emocional, que puede hacer flaquear nuestras fuerzas.

En las organizaciones, las metas se erosionan a causa de la baja tolerancia hacia la tensión emocional.  El dominio de la tensión creativa genera capacidad para la perseverancia y la paciencia.

“Sólo los mediocres están siempre en su forma óptima”

c) Una visión precisa y penetrante de la realidad actual es tan importante como una visión nítida. Por ello, las personas con un alto dominio personal coinciden en la necesidad de tener:

  1. Una alta FIDELIDAD A NUESTRA VISIÓN
  2. Un alto COMPROMISO CON LA VERDAD

Las fuerzas que actuan en contra de nuestra visión y de nuestro compromiso con la verdad es lo que llamamos el “Conflicto Estructural”, o lo que el lo mismo el poder de la impotencia. Es decir, nuestras creencias limitantes, nuestros miedos, que van a poner de relieve nuestra supuesta incapacidad para crear las cosas que realmente deseamos o nuestro sentimiento de indignidad, es decir, sentir que no merecemos lo que realmente deseamos, que en ocasiones identificaremos más claramente con la culpa.

Existen varias estrategias para superar las fuerzas del conflicto estructural:

  • Estrategia 1: Reducir nuestra visión.
  • Estrategia 2: Concentrar la visión en eludir lo que deseamos (maninupación del conflicto) Manipulan a la gente a través del miedo, mediante una visión negativa.
  • Estrategia 3: Fuerza de voluntad, voluntad para pagar el precio, aptitud para superar toda oposición y franquear cualquier obstáculo.
    • Dificultades: actuamos sin puntos de apalancamiento, el esfuerzo es descomunal y terminamos agotados y preguntándonos si el esfuerzo ha merecido la pena.
    • Pagamos un alto precio por obtener el éxito laboral: matrimonios rotos, hijos con sentimiento de abandono…
    • La creencia en la impotencia no ha cambiado. En muchas ocasiones existe dificultad para la relaciones personales o familiares o para alcanzar una sensación de paz y realización personal.
  • Estrategia 4: Compromiso con la verdad

d) La estrategia más simple para afrontar el conflicto estructural es decir la verdad, clarificar cuales son nuestros miedos, las creencias que nos limitan justo en el borde de nuestra zona de confort. El compromiso con la verdad es el empeño en ver como nos limitamos o nos engañamos, para desafiar nuestras teorías de por qué las cosas son como son.

Cambiar estas estrategias no es fácil ni inmediato, están arraigadas en el inconsciente y relacionadas con el deber y con el no puedes.

Somos prisioneros de estructuras de las que no somos conscientes. Una vez que podemos verlas y designarlas, ya no tienen le mismo poder, esto ocurre tanto en individuos como en organizaciones. Terapia familiar estructural, basada en el supuesto de que las dificultades psicológicas individuales solo se pueden comprender y modificar comprendiendo las estructuras de las interdependencias dentro de las familias y las relaciones personales íntimas. Una vez conocidas es posible alterar estructuras para liberar a la gente de fuerzas antes misteriosas que les imponían esa conducta. En las organizaciones ocurre lo mismo, para cambiar los patrones hay que conocerlos, ser capaces de observar nuestro modus operandi.

Se necesita trabajar creativamente dentro de estas estructuras de pensamiento mientras se reconoce su origen, en vez de combatirlas mediante fuerza de voluntad, desgaste personal y espirales de conflicto.

“Si repites los mismos métodos vas a obtener los mismos resultados”

El compromiso con la verdad es una fuerza generadora de energía, al igual que la visión.

En el Cuento de Navidad de Charles Dickens, Scrooge se enfrenta a tres fantasmas que representan tres escenarios en los que el protagonista se ve reflejado: el fantasma del pasado que representa su carácter egoísta y ávaro. El fantasma del presente que le muestra su situación actual en la que por puro egoísmo ha eludido ayudar a su amigo TIM y finalmente el fantasma del futuro, que le anuncia como se va quedando solo. Scrooge sólo puede optar por el cambio después de tomar conciencia de su realidad actual. La vida siempre presenta la opción de ver la verdad, por ciegos y prejuiciosos que seamos.

Os proponemos un método clarificador para aparcar la mente consciente y sacar a relucir aquellos deseos intrínsecos en nuestros actos.

Se trata de poner luz en nuestra mente insconsciente mediante la MEDITACIÓN.

La verdadera eficacia del subconsciente estriba en saber qué es lo más importante para nosotros, que nuestras metas concuerden con nuestras aspiraciones y valores más profundos.

Una mente concentrada en una objetivo concreto acerca el consciente al inconsciente. Una mente multifoco tendrá pensamientos contradictorios.

Concentrarse en el resultado deseado intrínseco es una habilidad. Debemos aprender a separar lo que deseamos de aquello que creemos necesitar para alcanzarlo.

Como decía Inamori: “cuando su pasión y su deseo se vuelva tan fuerte que se eleve del cuerpo como vapor, y cuando se condense aquello que se evaporó… y caiga en forma de gotas de lluvia, hallará el problema resuelto”.

By Elvira Pérez

@Elvibus11

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario